La palista Maialen Chourraut ha conquistado la medalla de plata en la final de eslalon K1 en los Juegos Olímpicos de Tokio. La guipuzcoana se ha quedado muy cerca de revalidar el título logrado en Río, con un tiempo de 106,93 segundos. Tan solo por detrás de la alemana Ricarda Funk, que logró un tiempo de 105,50 segundos.

Maialen se convierte así en la primera de nuestros representantes en conseguir un metal en Tokio. Uno más en su extensa carrera. En Londres 2012 logró el bronce y en Río consiguió el oro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad