Lucas Eguibar se proclamó campeón del mundo de snowboard boardercross en Idre Fjäll (Suecia), en una de las finales más apretadas de la historia.

Habrá recibido infinidad de felicitaciones.

Todos estos días han sido una locura y la gente se ha volcado conmigo. Tengo muchos mensajes y no he podido leer ni la mitad. Estoy muy agradecido a todos, porque me siento muy querido. Aún estoy asimilando la victoria. He visto la bajada varias veces y me acuerdo de bastantes cosas y todo salió como había pensado.

¿Cómo fue la prueba?

El rider que va primero siempre es el que corta el viento, y el tramo final de esta pista permitía que los que íbamos por detrás pudiéramos coger más velocidad. Pensé en ir segundo o tercero en el grupo y, después, apretar al final. Tenía las piernas muy cansadas y el circuito era muy exigente, por lo que si tiraba yo del grupo iba a llegar reventado. Decidí ir más tranquilo y darlo todo abajo. Cuando le vi tan cerca a Alessandro Haemmerle me lancé sobre la línea sin pensarlo.

Pronto llegan los Juegos Olímpicos.

En los Juegos puedo estar luchando por todo, pero si no consigo los objetivos o los resultados tampoco pasa nada. Mi vida va a seguir igual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad