El nadador guipuzcoano Iñigo Llopis obtuvo en la piscina del Centro Acuático de Tokio la primera medalla para un representante vasco en los Juegos Paralímpicos. Fue segundo en la final de los 100 metros espalda. Llopis hizo un tiempo de 1:06:82, a cuatro segundos de R. Griswold, que estableció un nuevo récord mundial en esta especialidad.

Además, Rakel Mateo fue séptima en triatlón y consiguió diploma paralímpico, mientras Asier García y David Mouriz siguen logrando victorias y buenas actuaciones, la última ante Turquía, con la selección española de baloncesto en silla de ruedas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad