El esquiador de fondo vasco concluyó en el puesto 18 la prueba de los 50 kilómetros estilo clásico. Imanol Rojo comenzó su andadura en el Mundial de esquí de fondo de Oberstdorf con un resultado histórico en la prueba del skiathlon 15 kilómetros, estilo clásico y 15 kilómetros estilo libre. El puesto 19º conseguido el 27 de febrero era hasta entonces su mejor marca en un campeonato del Mundo absoluto.

Cuatro días más tarde, el 3 de marzo, el tolosarra firmaba el puesto 33º en la prueba de los 15 kilómetros estilo libre, y este fin de semana puso el broche de oro al campeonato de la mejor manera posible. Los 50 kilómetros estilo clásico son la prueba que más le gusta a Imanol y la verdad es que así lo demostró. Fue en todo momento en cabeza de la carrera y le faltó muy poco para acabar entre los 15 primeros. Tras dos horas, 13 minutos y 44 segundos de trabajo, Imanol entró en meta a 2:52 del vencedor, el noruego Emil Iversen.

La cita de Oberstdorf era uno de los principales objetivos de la temporada, sin perder de vista la clasificación para los Juegos de Beijing 2022, los que serán sus terceros Juegos tras los de Sochi 2014 y Pyeongchang 2018.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad