La esquiadora vasca se impuso en la localidad de Espot (Lleida) inaugurando con triunfo la temporada de Esquí de Montaña 22-23

Llegó la nieve y arrancó para la representación vasca la competición de Esquí de Montaña que este año contará con nueve pruebas, cuatro correspondientes a la recién estrenada Copa de España y otras cinco de los Campeonatos de España. La encargada de dar el pistoletazo de salida a las competiciones de Esquí de Montaña fue la Copa de España que en tierras catalanas, en concreto en Espot (Lleida), celebró el sábado la competición en la modalidad de Sprint y el domingo en Vertical.

En Sprint, la representación vasca estuvo liderada por Igone Campos que acabó en cuarta posición, lejos de la ganadora Ana Alonso con un tiempo de 4:27. En categoría masculina los miembros de la EMF-FVM superaron la clasificatoria, pero no fueron capaces de pasar a los cuartos de final. El que más cerca estuvo fue Jon Ander Aranburu que se quedó a 27 segundos de alcanzar la siguiente ronda.

Buen papel también completaron Aitor Ajuria (18º), Rafa Urbizu (22º) y Asier Alonso (23º). Ya en jornada dominical, en Vertical, la esquiadora del Goierri Garaia Taldea fue superior a todas sus rivales, realizando el recorrido con unos 700 metros de desnivel en 37:43, siendo así la mejor de las 9 participantes. Campos compartió podio con Albert Pérez, el mejor esquiador masculino.

Por parte de la representación de la EMF-FVM, destacó la actuación de Jon Ander Aranburu que acabó undécimo a 2:44 del ganador. La próxima cita de la Copa de España será en Alto Campoo (Cantabria) el 14 y 15 de enero disputándose las categorías de Individual y Vertical.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad