El Bidaideak cerró una temporada para la historia al ganar por 81-67 al Fundación Aliados de Valladolid y terminar la Liga con 20 victorias y solo dos derrotas. El campeón bilbaíno de baloncesto en silla de ruedas concluyó invicto en su pista de Txurdinaga. Jose Centeno, una leyenda, recibió el trofeo de campeón de Liga.

La fiesta en la cancha duró más de 30 minutos, en los que la plantilla quiso compartir el trofeo con todos y cada uno de los asistentes. Especialmente emotivo fue el momento en el que los más pequeños de la Escuela BSR que tiene el Club salieron a la pista para recibir un trofeo que quizás dentro de unos años sean capaces también de ganar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad