No hubo sorpresas en la segunda jornada de dieciseisavos de final del Open Kiroleta – ‘Bakio Udala’ Saria y los principales favoritos en el cuadro individual lograron el paso a la ronda de octavos con distintos grados de sufrimiento. El que más tuvo que trabajárselo fue Sergio Gutiérrez-Ferrol (230 ATP), cabeza de serie número uno, al que le tocó remontar para llevarse el partido frente el francés Rinderknech por 4-6, 6-2 y 6-3.

Roberto Ortega (296), vigente ganador del torneo también tuvo que sudar su pase a la segunda ronda ante el joven murciano Andrés Fernández por 6-4 y 7-5. El madrileño, en su décima participación en Bakio, supo imponer su veteranía en los momentos decisivos para imponerse en dos sets. Por su parte, Alejandro Davidovich (348), actual campeón de Wimbledon Junior, se impuso en dos sets al francés Sebastian Boltz con la solvencia que el año pasado le permitió llegar a la final en este mismo torneo.

El malagueño venció por 6-2 y 6-1. El duelo vasco entre Diego Chávez, campeón de Euskadi Absoluto, e Iñigo Torre, campeón de España de doble, se lo llevó el primero por 1-6, 6-4 y 6-2. Los jugadores del Club Tenis Fadura brindaron un gran e igualado partido que se decidió por pequeños detalles.

En otros partidos destacados de la jornada, el boliviano Zeballos venció al jerezano Juan Pablo Cañas, el noruego Durasovic venció sin complicaciones al francés Lakat, mientras que Deviatiarov venció en tres sets al británico Harris.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad