Ante la proliferación de incidentes violentos en nuestros campos de fútbol, las federaciones de fútbol de Euskadi muestran su total condena y rechazo de los mismos, a la vez que reafirman su política de tolerancia cero con quienes llevan a cabo cualquier comportamiento incívico en nuestro deporte. La gran labor social y de formación que desarrollan los clubes, entrenadores y jueces de fútbol de Euskadi no puede quedar empañada por las conductas de una minoría que no entiende que el terreno de juego debe ser un lugar de encuentro en torno a un objetivo común: disfrutar de un deporte donde la solidaridad, la inclusión, la igualdad y el respeto por los futbolistas, técnicos y jueces deben ser valores absolutos.

Transmitimos nuestro apoyo y nuestro cariño a todas las personas que se han visto afectadas por estos tristes acontecimientos, y mantenemos nuestro compromiso de trabajar sin descanso para erradicar toda manifestación violenta, sea verbal o física, de nuestro deporte. La labor pedagógica debe ser el eje de este objetivo, pero también exigiremos que quienes realizan este tipo de actuaciones sean sancionados de acuerdo a la normativa aplicable en cada momento.

Finalmente, exigimos a quienes pretendan asistir a un partido sin respetar a jugadores, técnicos y jueces, que opten por quedarse en casa y no aparezcan por las instalaciones deportivas. Ni los necesitamos ni los queremos en nuestros campos de fútbol.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad