Silvia Marcé fue una de las patronas en la ‘International Women’s Sailing Cup’ que se celebró en Getxo

La regatista vizcaína Silvia Marcé, una de las promesas de la vela vasca, patroneó una embarcación en la ‘International Women´s Sailing Cup’ de la clase J80 que se programó ahora en aguas del Abra octubre después de aplazarse en marzo. La getxotarra, que terminó en la quinta plaza, compitió en uno de los barcos de la Escuela de Vela José Luis de Ugarte e hizo de patrona junto a sus compañeras de tripulación María Alonso, Joana Abasolo, Carmen Gomeza y Carmen Arbaiza. Marcé, de 20 años, compagina sus estudios de Medicina con la práctica de la vela. El año pasado disfrutó en una estupenda temporada en la que fue campeona del Mundo juvenil en Getxo y de España en Santander en la clase J80, en una tripulación en la que fue la única chica junto a Nicolás Viar, Tomás Trueba, Manolo Rey-Baltar y Juan Olábarri. Los cinco acaban de recibir el Premio Bizkaia Kirolak Sariak al mejor equipo.

¿Cómo fue aquel Mundial?

Ahí aprendimos mucho al competir, además de hacerlo en nuestras aguas, al lado de los mejores regatistas del momento en esta clase. Nos sirvió para aprender y para disfrutar junto a deportistas del máximo nivel. Supe desde el primer momento que iba a ser una experiencia increíble y única en la vida.

Recientemente, trasladó todo ese aprendizaje en una cita internacional de vela exclusivamente femenina, en el que hubo inscritas otras participantes vascas como el ‘Siemens Gamesa’ de Lourdes Bilbao, el ‘Fin Gol Fin’ de Carmen Galdós o el ‘Decoexsa’ guipuzcoano de Olatz Muñoz; así como también de otros muchos lugares de España (Santander, Valencia, Galicia…).

¿Cuándo empezaste a practicar la vela?

Había practicado ya otros deportes, pero como a mi padre le ha gustado siempre el mar nos propuso probar y que aprendiéramos a navegar mi hermano y yo. Y nada más subir al barco me di cuenta de que me encantaba esta modalidad. Empecé a navegar en la clase Optimist, luego en L’Equipe y en 420, antes de pasar a la clase J80 en la que ahora estoy.

¿Qué opinas de esta modalidad?

Me apasiona este deporte que me ha enganchado desde el primer minuto, a pesar de que en algunos momentos y circunstancias es exigente porque no solo se navega en verano y con sol. Hay jornadas duras en las que sales al mar con mucho frío, con fuerte lluvia o vientos de muchos nudos. Y unas veces lo haces y mejor, y otras peor. No solo es salir al mar, sino también recibir clases teóricas, prepararte bien físicamente y cuidar y acondicionar cada barco. Hay que dedicarle su tiempo y que te guste. Tiene su parte de responsabilidad, y de esfuerzo físico y también psíquico para resolver los problemas y dificultades que se plantean en cada regata.

Es un deporte con cada vez más chicas.

Estoy muy satisfecha por el impulso de la vela femenina y porque cada vez se ven más mujeres en las regatas. Ya participé como patrona en una tripulación exclusivamente de chicas en la Regata Costa Vasca de hace un par de años. Cada una tenemos nuestra función y tomamos las decisiones entre todas. Y estoy muy contenta porque se organicen regatas como esta ‘Women’s Cup’, y por haber contribuido a formar una tripulación femenina ya cada vez hay más mujeres que se interesan por navegar. Siempre recomiendo la vela porque se genera un gran ambiente y, además, estás en pleno contacto con la naturaleza.

¿Cómo fue la ‘International Women´s Sailing Cup’?

Todo salió bien y fue una gozada, una iniciativa preciosa. Se agradece poder contar con esta clase de oportunidades en tu casa, lo que permite que se animen más mujeres a practicar la vela e ideas como ésta ayudan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad