La selección femenina de baloncesto de Euskadi volvió a caer en su segundo encuentro de su gira africana ante Senegal. El marcador, contundente, no hace más que reflejar el abismo existente entre ambos combinados, pero una vez más las vascas volvieron a dejarse la piel y ofrecieron una muy buena imagen, sobre todo en el tercer cuarto, en el que lograron incluso superar a las locales por 13-12.

El choque, disputado de nuevo en unas condiciones de calor y humedad asfixiantes, siguió el guión marcado por Senegal durante los primeros veinte minutos. El cuadro africano, que esta vez jugó con todas sus figuras, apenas dio opción a las de Sáinz-Trapaga. Arrancaron bien las tricolor, pero el poderío local tanto en lo físico como en lo técnico fue pasando factura.

Tras la vuelta de vestuarios, Euskadi dio una vuelta de tuerca y subió la intensidad de su juego. Las senegalesas tuvieron muchos más problemas para desbordar y encontrar posiciones de tiro ante la trabajada defensa vasca. Tanto es así que acabaron siendo superadas por las de Sáinz-Trapaga por un ajustado 13-12. Enorme. El último parcial ya fue otro cantar. El físico empezó a flaquear y eso lo aprovechó Senegal para adornarse y sentenciar un partido que ya tenían en su mano.

EUSKADI 35 – SENEGAL 71

Euskadi: Asurmendi (), Monasterio (4), Naiara Díaz (4), Moreno (5) y Agirregoikoa (4) -equipo inicial-; Arroyo (2), Ramasco (2), Olabarria (3), Pardo (2), Herrera (1), Izaskun García (5), Aduriz (2).

Senegal: Dieng (8), Ndiaye (4), Sarr (2), Sy (4) y Diop (6) -equipo inicial-; Diouf (8), Astou Traore (5), Sene (10), Senghor (6), Diarra (4), Aya Traore (5), Gueye (9).

Parciales: 6-15, 8-24 (14-39), 13-12 (27-51), 8-20 (35-71).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad