Jokin Altuna hizo buenos los pronósticos que le daban como favorito y venció a Beñat Rezusta por 5-22 en la final manomanista celebrada en el frontón Bizkaia. El delantero de Amezketa logró la txapela por segunda vez en un partido muy serio en el que estuvo concentrado desde el primer pelotazo. Dominó la final desde el principio, acertó con el saque e impuso un gran ritmo para superar al sustituto de Artola en esta gran jornada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad