Se disputó el que tiene fama de ser el rallye más duro de la temporada, el VII Rallysprint Lea Artibai, que cumplió con las expectativas ya que la criba por abandonos, tanto por avería mecánica como por salidas de carretera, fue importante. Nada más comenzar, tanto en el TC1 Gizaburua-Ispaster como en el TC2 Lekeitio-Mendexa-Ondarroa se produjeron los primeros accidentes que obligaron a trabajar duro a los equipos de rescate y servicios médicos. Debido a estos accidentes y al mal estado en que quedaron algunas zonas de los tramos, se llegaron a neutralizar por motivos de seguridad.

Por la tarde y ya en otra zona como con los tramos de Munitibar-Ziortza-Trabakua y Eibar-Etxebarria, a pesar del mal tiempo reinante con verdaderas trombas de agua, se calmó un poco el asunto no teniendo que desplegar más veces a los coches R de la DYA. Afortunadamente, ninguno de los ocupantes tuvo nada grave. En cuanto a lo deportivo, el liderato fue cambiando de manos a medida que trascurría la jornada ya que los equipo de cabeza iban teniendo problemas, unos por averías como Txus Jaio y Jesús Urkidi, con problemas de palier en su BMW M3, o por accidente como el sufrido por los hermanos Saizar que se encontraron una curva llena de aceite tras la rotura de motor de Gorka Antxustegi, que rodaban justo delante por lo que patinaron y acabaron impactando contra un muro en el lateral de la carretera, obligándoles también al abandono.

Así las cosas y a pesar de tener problemas con la monta de neumáticos, Aingeru Castro y Alaitz Urkiola ganaron con su BMW M3, no sin sustos ya que apretaron y bien en las últimas pasadas por los tramos vespertinos adjudicándose así la primera plaza del podio y las txapelas de ganadores del rallye. Tras ellos clasificaron Iván Muñoz y Hodei Madariaga con Citröen C2 R2, que en los tramos de la tarde recuperaron los segundos perdidos por la mañana. Los terceros del cajón de Etxebarría fueron Gorka Idígoras y Andoni Pérez de Villarreal con Renault Clio Gr. N de la clase 2 que incluso hicieron el scratch en la primera pasada por Arrate.

En el Trofeo Fórmula Libre los ganadores fueron Ekain Eizagaetxeberría y Onintze Lonbide que en su debut en los rallyes se hicieron con el triunfo, pero con el condicionante de no competir en el campeonato al no llevar la brida correspondiente a su ficha, la cual prometían colocar ya para la próxima carrera. Segundos en la FL Inhar Hoyos y Oroitz Garbizu con BMW 325i y terceros Aitor Carrocera y Arkaitz Días con BMW E30. Los ganadores por clases fueron Aingeru Castro y Alaitz Urkiola con BMW M3 en clase 5, Iván Muñoz y Hodei Madariaga con Citröen C2 R2 en clase 3, Gorka Idígoras y Andoni Pérez de Villareal con Renault Clio Sport en clase 2 y Jonathan García con Javier Ortega en su Citroen Saxo VTS en la 1. En históricos, el triunfo correspondió a Unai Ziarreta e Igor Casado con Ford Escort MK II y los mejores junior de la prueba fueron Jon Ander Martínez e Iñaki Elorza.

Este próximo fin de semana hay descanso en el automovilismo vasco para volver el 12 de mayo con la segunda prueba de montaña, la Subida a Gorla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad